Maquillaje para novias

Todas las mujeres quieren verse hermosas todos los días y mucho más el día de su boda. 

No hay un modelo a seguir en el maquillaje de novia, ya que es algo muy personal, que obedecerá a las características, gustos y estilo de la novia.  

Como con cada maquillaje, se quiere beneficiar y resaltar los rasgos más bellos de forma natural, de acuerdo a la personalidad y estilo de la novia. Suelen usarse colores con tonos suaves, nacarados translúcidos para lograr una expresión fresca, natural y iluminada. 

Es preciso realizar una prueba de maquillaje previa, unas dos semanas antes de la boda, para escoger los tonos, las intensidades y los productos a utilizar. De esta manera la novia decidirá que look le gusta más y cuál será el elegido para el día de la boda. 

Aunque el resultado final parezca un maquillaje muy natural, es en realidad un maquillaje muy elaborado y perfeccionista, se emplean muchos productos que favorecen la aplicación y sujeción del maquillaje, ya que debe durar unas cuantas horas. 

La piel conviene que esté bien hidratada, se colocará una pre-base de maquillaje que ayuda a que el fondo de maquillaje quede uniforme, se cierren los polos dilatados, se ilumine la piel, se disimulen las arrugas y se fije el maquillaje. La utilización del fondo obedece al tipo de piel, si es grasa, seca o normal-mixta. También depende de la cobertura que requiera la piel por si tiene muchas imperfecciones. 

El tono del maquillaje tiene que ser similar a la piel de la novia, pero si se quiere un tono más oscuro se aplican polvos impermeables bronceadores, y hay que difuminarlo hasta el escote y la espalda, para que no se note la diferencia de color. 

Para los ojos se aplican productos resistentes al agua. Dependiendo de la mirada que se le quiera dar a la novia, se modificará la estructura del sombreado. De acuerdo con su color de ojos, del pelo y del tono de su piel, se seleccionan los colores para la sombra. Además se puede tomar de referencia el vestido y los accesorios. Para conseguir un resultado fresco, el área de las ojeras y los pómulos deben estar limpias y luminosas.

Las pestañas se peinan para que queden separadas y no se formen pegotes al aplicar la máscara. Las cejas son el marco de los ojos y proporcionan mucha expresión a la mirada, siempre que sea preciso se variará su estructura, cuando haya que corregirlas hay que hacerlo con un tono similar para que quede natural y no se note. 

Para maquillar los labios, hay que hidratarlos preliminarmente para lograr una mejor aplicación del labial. Se efectúa un delineado para darle forma a la boca, y se lo difuma por sobre el labio para obtener una mayor duración. Luego se aplica el labial y si se quiere dar volumen se da un toque final con brillo. 

Los productos que se vayan a utilizar deben ser de larga duración y estar fijados con polvo translúcido impermeables para evitar que aparezcan brillos o se corra el maquillaje.

 

 

pie
 
www.000webhost.com